Nuestros consejos para coser polipiel

Actualizado: mar 9

El polipiel es un tejido que no estamos acostumbrados a coser pero que una vez le hemos cogido el tranquillo es más fácil de lo que parece.

Con estos 8 tips de Amaia, nuestra creadora de You Made My Day Patterns, coser polipiel ya no tendrá secretos para ti. (Articulo original aquí )


1- El polipiel

El polipiel es un tejido sintético, que se parece a la piel o al cuero. Lo encontrarás con distintas texturas, acabados y colores y muy similares a las pieles naturales.


Se suele utilizar en muchos campos como la decoración para tapizar muebles, pero también en calzados, bolsos y prendas de vestir y es conocido bajo las denominaciones de piel sintética, símil piel, ecopiel, cuero vegano o cuerina.


Lo más usual es encontrar polipiel metalizado, brillante, de imitación de piel de animal, con boreguillo, de pelo largo, con relieve, etc. Existe polipiel elástico para la confección de leggings por ejemplo.


2- Haz una prueba en un retal antes de empezar a coser

El polipiel es un tejido frágil y las agujas dejan marcas al coser. Si debes descoser tu pieza es muy probable que se vean las marcas de la costura.


La prueba te servirá también para ver si tu máquina de coser tiene suficiente potencia para coser este tipo de tejido. Si ves que debes forzarla, te aconsejamos no insistir y pensar otro tipo de tejido para la prenda que quieres coser.


3- Cuidado al grosor de la tela

A la hora de cortar este tipo de tejido, ten cuidado el grosor de cada capa para no dificultar el corte, un truco, es de cortar tu tela en una capa en lugar que en dos capas para los cortes en el doblez.


Si no coses con una máquina industrial, evita coser varias capas de polipiel juntas. Su grosor puede bloquear tu máquina y darte más dolores de cabeza que otra cosa, sobretodo si debes llevar la máquina al servicio técnico.


4- Las herramientas para coser polipiel

Lo ideal para cortar la piel sintética es de usar un cúter rotatorio y una base de corte cicatrizante. Si no dispones de cúter, afila bien tus tijeras antes de cortar el polipiel.


Utiliza agujas especial piel y ¡haz una prueba en un retal antes! Si no dispones de aguja para cuero, puedes usar una aguja especial jeans de 90 o 100.


Olvídate de los alfileres, lo único que harán es marcar tu tela y usa en su lugar unas pinzas.

Te aconsejamos usar un hilo 100% poliéster o hilos más gruesos como el hilo de torzal o de poliéster grueso.



5- Prensatelas

El prensatela no siempre desliza bien sobre el polipiel. La solución definitiva es de utlizar un prensatela de teflón. Pero si no quieres incurrir en gastos y no dispones de un prensatela de teflón, un truco sencillo, es de envolver bien el prensatela en cinta de carrocero y se acaba el riesgo de cualquier deslizamiento o frenazo que podría dañar tu costura.


Poner talco en polvo es también otra solución, aunque deberás limpiarlo bien después con un trapo limpio húmedo.


El polipiel es un material grueso y si dispones de un prensatela de doble arrastre, ¡úsalo!


6- Puntadas

Una de las grandes ventajas de la piel sintética es que no se deshilacha. No tendrás que hacer una puntada zigzag o overlock. ¡Puedes dejar tu margen de costura sin tocarla!


En tu máquina doméstica, ajusta la puntada en un largo de 3 a 3,5mm para obtener costuras más resistentes.


7- Mantenimiento (lavado y plancha)

¡No planches nunca este tipo de telas! Y para limpiarlo, con un simple trapo suave humedecido en agua con jabón neutro


8- Nuestros patrones

Si te quieres lanzar en la aventura, nuestros patrones te esperan. Haz clic en las imágenes para ver la descripción del patrón.


Descubre todos nuestros patrones

35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo